Entrevista periodística: ¿A qué nos enfrentamos?

Entrevista periodística: ¿A qué nos enfrentamos?

Por en Jul 17, 2015 a Blog |

La alegría que sentimos cuando nos llama un periodista para hacernos una entrevista y salir en un medio de comunicación sin pagar es infinita, pero a veces no nos damos cuenta de lo peligrosos que pueden ser estas personas con una arma llamada lápiz. 

Como ya os dijimos en el blog, la preparación para una entrevista es vital. Saber en qué medio apareceréis o cómo es el periodista que tenéis delante es crucial para salir airoso del evento. Pero hay otro factor que influye para alcanzar el éxito: el tipo de entrevista o entrevistador. Nos es lo mismo una persona que interrumpe y va al tema tabú que alguien que te escucha y no quiere crear polémica. Por eso, hoy en el blog, te ofrecemos los cuatro tipos de entrevistadores con los que te puedes cruzar.

En primer lugar, podemos encontrar el periodista ametrallador. Él se caracteriza por lanzar muchísimas preguntas al mismo momento, en vez de hacértelas una a una. Cuando te enfrentas a él, debes concentrarte bien en lo que te pregunta e ir contestando poco a poco: ¡no te líes! Elige qué respuesta es más importante para ti y empieza con ella. Si no te acuerdas de alguna, pregúntale: ¡no es un pecado!

 

los cuatro entrevistadores que te puedes encontrar

 

También está el entrevistador interruptor, que como su propio nombre indica, es aquel que no te deja acabar la frase y te interrumpe, probablemente porque no le interesa lo que le estás diciendo, porque te estás yendo por las ramas, porque quiere ir a otro tema o simplemente porque precisa de respuestas cortas. El consejo más útil: ten paciencia.

Otra categoría es el entrevistador traductor. Es decir, va repitiendo todo lo que tu le contestas. Hay que vigilar con ellos porque muchas veces interpretan mal tu mensaje y lo tergiversan de tal forma que el perjudicado acabas siendo tú. Escucha lo que va reiterando y si hace falta, corrígele.

Por último, como no podía ser de otra forma, está el periodista amable. A veces son los peores. Con él te relajas y sientes que la entrevista va viento en popa y entonces aprovecha para abordar los temas más tabús. En una entrevista importante no debes bajar la guardia nunca.

Para evitarse problemas, mucha gente graba las entrevistas con periodistas. Otra solución para no tener confusiones es pedirle al profesional que te enseñe la pieza antes de publicarla.

Y acordaros, si le contáis algo al periodista que no queréis que se publique en la entrevista final, podéis utilizar el “off the record” y ellos entenderán que es un mensaje confidencial.

Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
FirstTuesday España

FirstTuesday España